Art Zurich 2016

Copyright © All Rights Reserved

Si no has podido participar, o si lo has hecho y quieres ver las fotos, aquí encontrarás la crónica del evento y las fotos que lo acompañan.

Visita a Art Zurich 2016

El salón de Arte contemporáneo de Zurich abrió sus puertas el pasado 29 de septiembre para ofrecer a los visitantes un baño de tendencias artísticas de lo más variado. La presencia de nuestra asociación, encabezada por Presidencia, Secretaría y Vocal de Diseño Web, fue posible gracias a la excelente gestión de nuestra colaboradora unediana Martha Lucia Moreno,

Abierto a los jóvenes artistas tanto como a los ya consagrados, el salón permite dar a conocer su obra a aficionados, coleccionistas y profesionales.

Galerías de todos los rincones de Europa, pero también de Japón, Corea o México acuden a esta muestra con sus apuestas personales.

Las disciplinas presentadas son pintura, escultura y fotografía, aunque las dos primeras acumulan un mayor número de obras. Pop art, reinterpretaciones de clásicos, miniaturismo y gigantismo, arte abstracto y figurativo, todas las tendencias se reúnen para que cada cual encuentre su obra fetiche que admirar o comprar.

Para los amantes de la escultura, piezas de todos los tamaños y estilos; destacan las mujeres a tamaño real del italiano Louis Anvidalfare y de Silvia Staub, las filiformes de Silvia Seitz. Demian Wust juega con las texturas y las formas como representante de la escultura abstracta y Matteo Pugliese nos captura con sus figuras masculinas que surgen de los muros, en una lucha eterna por tomar vida y liberarse de la mano del autor.

Los que se inclinen por la pintura hallarán mil estilos: el colorista de la cubana Alicia Leal, el monocromático azul del italiano Cascio que nos recuerda a Gaugin, la abstracción de Patrizia Zoller, el extrañamiento de Lea Baecksteiner o el juego de colores y relieves que esconden figuras del mexicano Armando Garlún.

No olvidemos la fotografía, que aunque escasa, se hace patente con la llamativa muestra de Zac van Biljon, o la extravagante Julia Murakami.

Hubo sitio también para creaciones que no entran en ninguna de las disciplinas anteriores, como las sorprendentes imágenes de Max Zorn, que de lejos parecen fotografías polarizadas y viendo trabajar al artista descubrimos que no son más que pedazos de adhesivo marrón de embalaje tan sabiamente colocado que logra dar vida propia a escenas de los años 30.

Un recorrido por los mundos de todos estos creadores amenizado por las notas de un saxofonista ambulante que sorprendía nuestros oídos para sacarnos de nuestra introspección y devolvernos al ambiente festivo del salón.

 

El grupo unediano con el artista mexicano Armando Garlún y con Patrizia Zoller